De nuevo hemos vivido la magia del encuentro de almas en las Jornadas Despierta.

Una tarde que comenzó con la extraordinaria canalizadora de Registros Akáshicos: Amada Selina que hizo que el público asistente se emocionará con los mensajes canalizados de esperanza y amor que nos brindaron los guías, en una fecha de apertura dimensional como era el 11:11.

Continuamos con la intervención del Grupo Adama Música, increíble como son capaces de elevar la vibración de las personas con una música hechizadora que hace elevarse el alma y abrir el corazón. Lo hacen fácil por que lo llevan innato ya.

Acto seguido intervino Vicent Guillem con la conferencia “Las Leyes espirituales”, una magistral disertación que cautivó a un público entregado y respetuoso, mostrando realmente cual es el sentido de la vida y que principios la rige, para hacernos ver que lo esencial es el amor incondicional y llevar la espiritualidad a la vida cotidiana.

Gracias a todos y cada uno de los que vinisteis a compartir vuestra luz con nosotros, en especial a las personas que viajaron desde lugares como Valladolid y Gijón.

Gracias a Isabel Renuncio Gonzalez y Ángel y a la Asociación Kaseluz por toda la gestión que han realizado para que este encuentro tuviera lugar.

Mis agradecimientos al Hotel Ciudad de Burgos por su amabilidad y su disponibilidad, en especial a Ana Barrio su directora.

Gracias a las personas que me acompañan en estas aventuras, desde Valladolid se desplazaron y colaboraron Carlos Hernández, Alfonso Cartón (para grabar las conferencias), Yolanda y Rosy.

Mil gracias a todos los que colaboraron con su aportación voluntaria consciente para cubrir algunas de los gastos que genaran las Jornadas y a aquellos que le hicieron a través de transferencia bancaria en la cuenta del Banco Santander ES40 0049 5356 41 2693961691. Gracias también a la persona que de forma anonima donó 200 euros en libros de Vicent Guillempara que les repartamos a personas interesadas en el Despertar de Consciencia.

Gracias a Amada Selina, Grupo Adama Música y Vicent Guillem por hacernos vivir una vez más la magia del corazón, en el mío os llevo. Y por supuesto gracias a todas las personas con las que compartí momentos que serán imborrables de mi corazón.

La posibilidad de volver está abierta…. Seguro que será pronto…